fbpx
20 °C Asunción, PY
5 de agosto de 2021

La sequía amenaza nuevamente y preparan plan de contingencia económica

La estructura de trabajo contará con tres ejes: navegabilidad de los ríos, provisión de agua y atención a emergencias en caso de incendios. La idea es coordinar mesas de trabajo interinstitucionales que tendrán intervención tanto del sector público como del privado, para ofrecer soluciones a la problemática.

El Poder Ejecutivo convocó hoy a una conferencia de prensa con distintas autoridades del Gabinete Civil, con la intención de socializar la designación del Equipo Económico Nacional (EEN) como responsable de coordinar las tareas del plan de contingencia, mitigación y monitoreo del impacto de la sequía en el país. Esta problemática ha generado inconvenientes ya en varios ámbitos de la sociedad.

Los ejes de este trabajo serán la navegabilidad de los ríos, la provisión de agua y la atención a emergencias en caso de incendios. Según se explicó, se dará intervención tanto a autoridades del sector público como a referentes del sector privado, para llevar adelante las tareas. 

Oscar Llamosas, ministro de Hacienda, informó que el primer paso será generar un plan de contingencia en la brevedad posible.

“El presidente dio instrucciones al Equipo de Económico a que lidere estos trabajos que buscan mitigar el impacto climático. En ese sentido, estaremos coordinando mesas de trabajo en base a los tres ejes mencionados e incorporar a otros actores, del sector público y privado. La idea es presentar al presidente (Mario Abdo Benítez) un plan de contingencia en la brevedad posible”, apuntó. 

Agregó que, de esta manera, no solo se podrá monitorear lo que está ocurriendo en dimensiones reales, sino también prever acciones de solución por parte del Gobierno, de modo a ir mitigando los efectos. 

Al ser consultado sobre los recursos monetarios disponibles para ejecutar el plan, Llamosas dijo que se confió al EEN el liderazgo de estas tareas con el objetivo de trabajar en alternativas de financiamiento.

Puso como ejemplo que, en el caso del dragado de los ríos, el presupuesto ya se encuentra establecido por una ley anterior que establece la intervención con unos G. 140.000 millones. Esta misma ley indica que la fuente será el redireccionamiento de recursos, por lo que es de suponer que esta será la vía para los trabajos específicos que se vayan realizando en el marco de este plan. 

“Seguramente veremos, junto con el ministro (Arnoldo) Wiens (de Obras Públicas y Comunicaciones) la posibilidad de ir redireccionando saldos que hayan quedado de algunos préstamos, dependiendo de cada caso en particular. Para los casos en general, ya se irá definiendo la necesidad de recursos ya sea desde la Essap (Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay) o la SEN (Secretaría de Emergencia Nacional), y finalmente determinar las alternativas”, explicó Llamosas. 

Tareas de concienciación 

Por su parte, el titular de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), Joaquín Roa, apuntó que inmediatamente se hará difusión de información con contenido que inste a la prevención de quemas de basura y pastura, a fin de que se realicen de manera mínima y dentro de los parámetros. 

Dijo que las condiciones actuales no son las más aptas para realizar este tipo de quema, por lo que se hará una campaña de concienciación.

Roa explicó que en la Región del Chaco ya se siente la falta de agua, y a nivel general, las bajas temperaturas por las que pasa el país genera una alerta de que se produzcan incendios forestales. Los posibles focos de incendio ya se están monitoreando, en conjunto con la Dirección de Meteorología, según afirmó el ministro. 

Intervención en conjunto con Argentina

Así mismo, Arnoldo Wiens, titular de Obras Públicas, informó que el Gobierno se encuentra trabajando con Argentina en la denominada Comisión Mixta Paraguay-Argentina, en los trabajos de navegabilidad del río Paraná, ya que es una cuestión que interesa a ambos países.  

Explicó que las aguas se encuentran actualmente unos 40 cm por debajo del nivel del año pasado y, si siguen descendiendo, se vería afectado el principal canal para las importaciones y exportaciones del país. 

Los puertos de Pilar y Villeta serían los mejor preparados para soportar la situación, recordando que en el 2020 se logró mantener la transitabilidad de las aguas hasta un peso determinado de barcazas. 

“El año pasado ya tuvimos un descenso crítico de los ríos Paraná y Paraguay. Ya tenemos una Ley de declaración de de emergencia de la navegabilidad de los ríos que permite disponer de recursos para Hacienda, para llevar a cabo los trabajos de dragado. El año pasado, Obras Públicas hizo las licitaciones y este trabajo está en marcha en tres lotes diferentes”, explicó Wiens.

La escasez de lluvias y su impacto en la economía

Además, el titular de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac), Félix Kanazawa, advirtió que en las próximas semanas las lluvias serán escasas y estamos entrando a meses de menores precipitaciones, lo cual ya empezó en junio pasado. Advirtió que el promedio de lluvias incluso estará por debajo de años anteriores, lo cual calificó como “preocupante”, ya que esto se refleja en el caudal de los ríos. 

Cabe recordar que ya en años anteriores las sequías generaron problemas para la economía paraguaya, no solo en cuestiones de logística de comercio exterior. En el 2019 y 2020, esta situación ha desembocado en retrasos en las siembras de soja que tuvieron su impacto en la evolución del Producto Interno Bruto (PIB), además de mitigar la generación de energía eléctrica desde las Binacionales.