fbpx
26 °C Asunción, PY
22 de octubre de 2021

Las tasas de interés y sus fluctuaciones: ¿Cómo se mide el precio del dinero?

Las tasas de interés son una de las variables económicas más vigiladas y los cambios que se aplican en ellas afectan drásticamente a las decisiones que tomamos. Es por eso que es de suma importancia entender cómo funcionan, cómo se miden y qué factores causan sus fluctuaciones.

A la tasa de interés se le puede definir como el precio del dinero o como el rendimiento al vencimiento.

Las tasas de interés se aplican a la mayoría de las transacciones de préstamos. Las personas piden prestado dinero para comprar casas, financiar proyectos, iniciar o financiar negocios o pagar la cuota de la facultad. Las empresas obtienen préstamos para financiar proyectos de capital y ampliar sus operaciones mediante la compra de activos fijos y de largo plazo, como terrenos, edificios y maquinaria. El dinero prestado se reembolsa en una suma global, en una fecha predeterminada o en cuotas periódicas.

Para los préstamos, la tasa de interés se aplica al principal, que es el monto del préstamo. La tasa de interés es el costo de la deuda para el prestatario y la tasa de rendimiento para el prestamista.

El dinero a reembolsar suele ser mayor que el monto prestado, ya que los prestamistas exigen una compensación por el costo de oportunidad del dinero durante el período del préstamo. El prestamista podría haber invertido los fondos durante ese período en lugar de otorgar un préstamo, lo que habría generado ingresos del activo.

La diferencia entre la suma total del reembolso y el préstamo original es el interés cobrado.

Cuando el prestamista considera que el prestatario tiene un riesgo bajo, generalmente se le cobrará una tasa de interés más baja. Si el prestatario se considera de alto riesgo, la tasa de interés que se le cobrará será más alta, lo que resultará en un préstamo de mayor costo. Por lo general, los préstamos a más largo plazo se consideran más riesgosos que los de corto plazo.

Medición de las tasas de interés

  • Valor presente
  • Rendimiento al vencimiento

Rendimiento vs precio

Por lo general, el rendimiento de los instrumentos de renta fija tiene una relación inversa con el precio del título; esto se debe a que si compramos un bono con valor nominal de 1000$, que paga un cupón del 10% anual, recibiremos 100$ y nuestro rendimiento será de 10%, pero si compramos el bono a 1050$ nuestro rendimiento al final del año será de 9,52%.

Tipos de interés

  • Interés simple:
    • C: capital
    • i: Interés
    • t: tiempo
  • Interés compuesto:
    • C: capital
    • i: Interés
    • n: número de periodos de capitalización
    • t: tiempo

¿Cómo se determinan las tasas de interés?

La tasa de interés que cobran los bancos está determinada por una serie de factores, como el estado de la economía.

El banco central de un país (como el Banco Central del Paraguay) establece la tasa de interés que cada banco usa para determinar la tasa que va a ofrecer. Cuando el banco central fija las tasas de interés en un nivel alto, el costo de la deuda aumenta. Cuando el costo de la deuda es alto, desalienta el consumo y la inversión, por lo general las tasas de interés suelen subir en periodos de alta inflación.

Para combatir la inflación, los bancos pueden establecer requisitos de reserva más altos, se produce una oferta monetaria ajustada o hay una mayor demanda de crédito. En una economía con tasas de interés altas, las personas recurren a ahorrar su dinero, ya que reciben más de la tasa de ahorro. El mercado de valores sufre porque los inversores prefieren aprovechar la tasa más alta de los ahorros que invertir en el mercado de valores con rendimientos más bajos. Las empresas también tienen acceso limitado a la financiación de capital a través de la deuda, lo que conduce a una contracción económica.

Las economías suelen verse estimuladas durante períodos de tipos de interés bajos porque los prestatarios tienen acceso a préstamos a tipos económicos. Dado que las tasas de interés sobre los ahorros son bajas, es más probable que las empresas y las personas gasten y compren vehículos de inversión más riesgosos, como acciones. Este gasto alimenta la economía y proporciona una inyección a los mercados de capital, que conduce a la expansión económica. Si bien los gobiernos prefieren tasas de interés más bajas, eventualmente conducen a un desequilibrio del mercado donde la demanda excede la oferta y causa inflación, a este desequilibrio también se le conoce como sobrecalentamiento del crédito.

Tasa de interés real vs. nominal

Si bien al realizar una inversión recibimos un rendimiento, digamos del 10% -por lo que nuestra cartera pasa de 1000$ a 1100$-, también debemos considerar que el dinero pierde su valor en el tiempo como consecuencia de la inflación. Esto significa que, si bien nuestra inversión creció en un 10% de manera nominal, el poder adquisitivo de los 1000$ también disminuyó. Entonces, la tasa de interés real recibida será de igual a:

  • ir: interés real
  • i: interés nominal
  • π: inflación esperada

Las fluctuaciones en las tasas de interés real tienen consecuencias opuestas para los prestamistas y para los prestatarios. Cuando la tasa de interés real es baja, existen más incentivos para pedir prestado y menos para prestar. Se daría la situación contraria en casos de interés real alto.

El riesgo y los plazos de las tasas de interés

¿Por qué existen bonos con vencimientos iguales, pero con diferentes tasas de interés?

Este fenómeno se debe a que si bien los vencimientos pueden ser iguales, los emisores no lo son. Los emisores pueden ser más o menos riesgosos, por lo que deben compensar al inversionista con mayores tasas, esta compensación lleva el nombre de prima de riesgo. Ocurre lo mismo en el mercado crediticio: los prestamistas con mejor calificación crediticia obtienen mejores tasas que aquellos con peores calificaciones.

Factores que afectan el nivel de riesgo:

  • Riesgo de incumplimiento
  • Liquidez
  • Aspectos impositivos

¿Por qué existen bonos de un mismo emisor, con tasas de interés diferentes?

La representación gráfica de los rendimientos a diferentes plazos se llama curva de rendimiento, estas pueden tener diversas formas.

Existen 3 teorías que tienen como objetivo explicar los siguientes hechos:

1) Las tasas con diferentes vencimientos tienden a moverse de manera conjunta.

2) Cuando las tasas de corto plazo (CP) son bajas, es más probable que la pendiente sea ascendente; cuando las tasas de CP son altas, es más probable que las curvas se reviertan.

3) Las curvas de rendimiento casi siempre tienen una pendiente ascendente.

Teorías:

  • Teoría de las expectativas

La tasa de interés sobre un bono a largo plazo será igual a un promedio de las tasas de interés a corto plazo que la gente espera hasta la fecha de caducidad del bono a largo plazo.

La teoría de las expectativas también explica el hecho 1, que establece que las tasas de interés sobre bonos con diferentes vencimientos se desplazan juntas en el tiempo. Históricamente, las tasas de interés a corto plazo han tenido la característica de que, si aumentan hoy, tienden a ser más altas en el futuro. Por consiguiente, un incremento en las tasas a corto plazo aumentará las expectativas de las personas en relación con las tasas futuras a corto plazo. Puesto que las tasas a largo plazo son el promedio de las tasas futuras esperadas a corto plazo, un aumento en estas últimas también incrementará las primeras, ocasionando que se muevan juntas.

También explica el segundo hecho, que afirma que las curvas de rendimiento tienden a dibujar una pendiente ascendente cuando las tasas de interés a corto plazo son bajas y se revierten cuando son altas. Cuando las tasas a corto plazo son bajas, la gente espera que aumenten hasta algún nivel normal en el futuro, y el promedio de las tasas futuras esperadas a corto plazo es alto en relación con la tasa actual a corto plazo.

Por consiguiente, las tasas de interés a largo plazo serán sustancialmente más altas que las tasas a corto plazo actuales, y la curva de rendimiento tendrá una pendiente ascendente. De manera recíproca, si las tasas a corto plazo son altas, la gente supone que bajarán. Las tasas a largo plazo disminuirían entonces por debajo de las tasas a corto plazo porque el promedio de las tasas futuras esperadas a corto plazo sería más bajo que las tasas actuales y la curva de rendimiento mostraría una pendiente descendente y se revertería.

  • Teoría de los mercados segmentados

Según esta teoría, las tasas de interés de cada bono con un vencimiento diferente se determinan entonces por la oferta y por la demanda de ese bono, sin considerar los efectos provenientes de los rendimientos esperados sobre otros bonos con otros vencimientos.

El supuesto básico en la teoría de los mercados segmentados es que los bonos de diferentes vencimientos no son sustitutos del todo y, por tanto, el rendimiento esperado de mantener un bono de un vencimiento no tiene efecto sobre la demanda de un bono de otro vencimiento. Esta teoría de la estructura temporal se encuentra en el extremo opuesto de la teoría de las expectativas, la cual supone que los bonos de diferentes vencimientos son sustitutos perfectos.

  • Teoría de la prima de liquidez

La teoría de la prima de liquidez de la estructura temporal afirma que la tasa de interés sobre un bono a largo plazo será igual en promedio a las tasas de interés a corto plazo que se espera que ocurran a lo largo de la vida de un bono a largo plazo, más una prima de liquidez (también llamada prima de término) que responde a las condiciones de la oferta y de la demanda para ese bono.

El supuesto clave de la teoría de la prima de liquidez es que los bonos de diferentes vencimientos son sustitutos, lo cual significa que el rendimiento esperado sobre un bono ciertamente influye en el rendimiento esperado sobre un bono de un vencimiento diferente, pero les permite a los inversionistas preferir un vencimiento de un bono sobre otro.

En otros términos, se supone que los bonos de vencimientos diferentes son sustitutos, pero no sustitutos perfectos. Los inversionistas tienden a preferir bonos a plazos más cortos porque éstos implican menor riesgo en la tasa de interés. Por estas razones se debe ofrecer a los inversionistas una prima de liquidez positiva para inducirlos a mantener bonos a plazos más largos.

Fuente

Mishkin, F. S. (2008). Moneda, banca y mercados financieras. Pearson Education.

Te puede interesar