fbpx
22 °C Asunción, PY
12 de junio de 2021

DÍA DEL AMBIENTE: Paraguay, ante la urgencia de un servicio universal de recolección de basura

Unos 700.000 hogares siguen quemando su basura como método de eliminación de residuos en nuestro país, según datos del INE. El servicio de recolección apenas alcanza a un 52,5% de la población y esto genera problemas no solo ambientales, sino sociales y de salud pública.

Bajo el lema de “Es nuestro momento”, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) celebra hoy el Día Mundial del Medio Ambiente, en un intento por generar conciencia de lo irreversible que pueden ser las consecuencias para el planeta si la humanidad no toma las medidas necesarias a tiempo. De esta manera, se invita al cuidado del hábitat y a la reforestación. 

En nuestro país, el cuidado del medio ambiente como política de Estado y conducta colectiva está todavía muy lejos en varios aspectos, desde la deforestación hasta la falta de una gestión adecuada de los residuos en las distintas ciudades. 

Para muestra, un botón: según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), unos 700.000 hogares siguen quemando su basura. Esta cifra representa un 37% de los hogares paraguayos, según la Encuesta Permanente de Hogares Continua (EPHC) con corte al año 2019. 

El documento revela que la recolección pública de basura solo llega al 48,5% de los hogares paraguayos -unos 904.3755-, mientras que la gestión privada de estos residuos urbanos llega al 4%, o aproximadamente 75.013 familias. 

La estadística también discrimina entre sus cifras a una parcela de 9,9% sobre el total de hogares paraguayos que tira su basura en hoyos cavados, los arroja a un vertedero municipal, en una charca, o directamente lo tira a un patio baldío, zanja o lo que es peor: a la calle. 

Si bien las zonas urbanas del país no escapan por completo de esta realidad, la situación más complicada se vive en las zonas rurales, donde unos 492.000 hogares siguen quemando sus residuos, en muchos casos directamente a la calle o los patios. Esta cifra representa el 70,9% de las familias del área en cuestión, según el INE. 

El porcentaje de la población en áreas rurales que cuenta con acceso al servicio de recolección de basura, ya sea por medio de la municipalidad o de una empresa privada, llega apenas a un distópico 9,1%. Cerca del 5% se deshace de la basura en hoyos, baldíos o vertederos autogestionados ante la falta de acceso al servicio.

La discriminación por departamentos que realiza el Instituto de Estadísticas da cuenta que Central es el de mayor foco de quema de basura, con unos 138.701 hogares; seguido por Caaguazú, con 81.103; San Pedro, con 78.586; e Itapúa, con 75.800. Siguen en este orden Alto Paraná, Paraguarí, Cordillera, Caazapá y Guaría. 

¿Qué tan perjudicial es la quema de basura?

Roberto Lima, ingeniero ambiental, explicó que si bien la tendencia de quema de basura, tanto en áreas rurales como urbanas, ha tendido a bajar en el país durante los últimos años, todavía sigue en un nivel muy elevado. Esto es perjudicial para las familias paraguayas no solo a nivel ambiental, sino también a nivel social y de salud pública. 

El técnico explicó que cuando la basura es incinerada de manera casera y tradicional, se genera un proceso a baja temperatura y es una quema en la que no se genera una combustión de calidad, de manera que la misma es incompleta. Además, la ecuación del problema en su aspecto técnico se completa cuando esta basura es quemada en el suelo y emite, además de los gases, partículas y Co2.

“Esto es muy perjudicial para la salud de las personas que están cerca, no solo para la salud, sino que el polvo genera gran molestia a los vecinos porque se ensucia a las casas”, refirió el ingeniero, haciendo referencia a que los problemas generados por esta coyuntura van más allá de la cuestión meramente ambiental, trascendiendo al campo social por los conflictos que genera en la sociedad. 

A esto agregó que el polvo residual de la quema de basura por lo general no tiene ningún tipo de tratamiento o gestión, más que el viento que termina por esparcir las cenizas restantes. De esta manera, quedan residuos sólidos más grandes como botellas de vidrio rotas que a su vez son un peligro. 

¿Qué haría falta para avanzar hacia una solución?

Ante la pregunta de cuáles son los elementos para dar pasos decididos hacia una correcta gestión de la basura en el país, Lima respondió de manera categórica que lo primero debe ser una toma de responsabilidad por parte de todas las municipalidades para realizar realmente el trabajo que de hecho les corresponde. 

“Las municipalidades deben proveer el derecho universal del servicio de recolección de residuos. Paraguay es el peor país en toda América en cobertura de recolección de basura, la cantidad de familias que accede a la recolección dividida por la cantidad de familias existentes arroja el número más bajo en la región”, puntualizó. 

Consideró que este elemento es clave, ya que da la pauta del porqué hay un alto nivel de quema de basura todavía en la actualidad. Recordó que eso es una obligación, ya que Paraguay es co-signatario del Convenio de Declaración de Derechos Humanos para el servicio de agua y saneamiento, y de hecho existe una Ley General de Residuos Sólidos donde se declara que este es concedido como derecho humano universal. 

“Esto no es una cuestión de que se trata de un servicio y el que quiere paga, como el que quiere no. Es una obligación contar con el servicio, así como es una obligación que el Estado la provea, así como provee el agua potable para la subsistencia”, expresó. 

Sin embargo, los municipios, lejos de asumir esta responsabilidad, lo que han hecho históricamente es otorgar un servicio de pésima calidad y solamente a las personas que cumplan con la tarifa monetaria establecida. En muchos casos -especialmente del Departamento Central- se delega el servicio a una empresa privada. 

La gestión de estas empresas privadas, a su vez, han sido caras y de mala calidad. Lo peor de esto es que, al no existir un órgano regulador específico en la materia, los conflictos se deben dirimir directamente en el campo del Poder Judicial, ya que no hay un órgano administrativo que pueda ofrecer soluciones; esto desalienta el reclamo, que se torna excesivamente caro, lento y burocrático. 

“La responsabilidad (de la recolección de basura) no se puede delegar (a una empresa privada), está escrito así en la ley. Se puede delegar el servicio inclusive, pero de ninguna manera la responsabilidad; se puede tercerizar un sector de la ciudad, pero en el resto se debe realizar la cobertura igual. La Municipalidad debería exigir a las empresas que cumplan”.

Roberto Lima, ingeniero ambiental.

Insistió en el punto afirmando que esto es un gran déficit que existe en el país, ya que falta una figura en área de los servicios de recolección. Explicó que el Ministerio del Ambiente es la autoridad de aplicación de la ley, pero tiene una limitación en cuanto al control de las municipalidades y, hasta el momento, solo ha podido fiscalizar la contaminación del ambiente a nivel general, pero no la recolección en particular. 

Día del medioambiente 

La ONU organiza el festejo del día internacional del medio ambiente con la finalidad de avanzar hacia el desarrollo sostenible mediante el cultivo de árboles, reverdecimiento de las ciudades, jardines silvestres e incluso dietas más saludables. 

“Somos la generación que puede hacer las paces con la naturaleza. Es nuestra última oportunidad para corregir el rumbo: prevenir la catástrofe climática, detener la creciente ola de contaminación y desechos, y frenar la pérdida de biodiversidad”, destaca la ONU, argumentando el motivo del eslogan: Es nuestro momento.

Te puede interesar

Turismo interno como opción post-cuarentena alienta expectativas en el sector

Ante las dificultades para salir de vacaciones al exterior y tras el encierro físico y mental que representó la cuarentena durante el 2020, se opta por el turismo interno para el despeje y el entretenimiento. Esto genera buenas expectativas para el sector, en este verano, y el cierre del año pasado fue incluso mucho mejor de lo que se podía esperar, según comentó André Gayol, director de StayPy.