fbpx
28 °C Asunción, PY
23 de enero de 2022

El comercio exterior paraguayo y la naciente incertidumbre por la sequía, tras el repunte del 2021

Al cierre del año pasado, las exportaciones crecieron en 21,6% y las importaciones también aumentaron, impulsadas por el mayor consumo y las inversiones. La balanza comercial registró así un superávit acumulado de más de USD 900 millones.

Las perspectivas para los envíos del 2022 están amenazadas por la sequía que azota al campo. El impacto sobre los ingresos del sector dependerá del efecto sobre el tipo de cambio y los precios internacionales, ya que la menor producción será regional, según observan desde el BCP.

ANÁLISIS

El Banco Central del Paraguay (BCP) presentó las cifras cerradas del comercio exterior correspondientes al 2021. El documento presentado por la banca matriz da cuenta de que el valor de las exportaciones llegó a un total de USD 13.979 millones durante el mencionado periodo, lo que representa un crecimiento del 21,6% con respecto a los USD 11.494 millones alcanzados en el año anterior. 

Como es costumbre, los productos primarios y las manufacturas de origen agropecuario tuvieron la mayor incidencia en el crecimiento de las exportaciones del año. Concretamente, los productos primarios tuvieron un crecimiento del 31,8%, alcanzando un valor de USD 3.983 millones en el periodo, mientras que las manufacturas de origen agropecuario crecieron un 31% en sus envíos. 

En particular, las exportaciones de granos de soja alcanzaron un valor de USD 2.975 millones, lo que implica un crecimiento del 38% con respecto a los USD 2.146 millones alcanzados en el 2020. Sin embargo, es importante recalcar que este incremento se dio por el contexto de mejores precios del producto, ya que en términos de volumen se registró una merma del -4,4% en los envíos. 

Por su parte, el aceite de soja alcanzó un valor de USD 621 millones en sus exportaciones, mientras que la harina de soja  llegó a unos USD 764 millones, con crecimientos del 49% y el 12% respectivamente sobre el año anterior, y en ambos casos con mermas en el volumen de envíos. Así, el complejo sojero movió en total unos USD 4.360 millones en las exportaciones del 2021. 

El caso de la carne fue distinto, ya que si bien este producto se vio beneficiado por mejores precios a nivel internacional -con el mayor consumo del mundo luego de las cuarentenas estrictas-, la producción paraguaya también tuvo un mayor volumen de envíos. 

En este contexto, las exportaciones de la proteína animal alcanzaron un valor de USD 1.651 millones en el 2021, lo que representó un incremento del 39% con respecto al año 2020, cuando se alcanzaron los USD 1.185 millones solamente. Esto fue producto del envío de unas 367.000 toneladas de carne al exterior, un 15,7% más que el año anterior. 

Chile y Rusia siguieron siendo en 2021 los mayores compradores de carne paraguaya, y recibieron el 63,2% del total de estas exportaciones. En total, a estos dos países se realizaron envíos por valor de USD 1.044 millones, aunque también tuvieron una importancia relativa otros destinos como Taiwán y Brasil. 

Italia, Israel y Taiwán presentaron los mejores valores (en precio) unitarios por tonelada de carne exportada. En promedio, el primer país mencionado pagó unos USD 6.869 por tonelada, mientras que Israel pagó USD 5.662 y Taiwán, unos USD 5.314. El promedio de precios asignó en el año un valor de USD 4.494 la tonelada, superior a los USD 3.730 por tonelada del 2020. 

Además, las exportaciones bajo el régimen de maquila se incrementaron un 60,8% en el acumulado del año, llegando a un valor promedio mensual de USD 72 millones durante el 2021, según informó la banca matriz. El 73,3% de las exportaciones bajo el régimen de maquila fue destinado a Brasil, con mayor preponderancia de productos como el aluminio, el alcohol etílico y las autopartes. 

Expectativas

En lo que respecta a las expectativas para el comercio exterior paraguayo del 2022, uno de los principales temas del momento es la incertidumbre generada a partir de la sequía que afecta a la producción agrícola. Esto, teniendo en cuenta que las exportaciones de soja representan el 21% del total de envíos de nuestro país y, de hecho, son el principal rubro de exportación. 

Al ser consultado sobre este tema, Miguel Mora, economista jefe del BCP, hizo hincapié en que si bien existe incertidumbre sobre el volumen de producción, que será menor a lo esperado inicialmente, el ingreso de divisas por envíos de soja dependerá de otros factores también. 

Recordó que la sequía no afecta solamente a Paraguay, sino también a otros países productores del grano en la región, importantes para el mercado mundial. En este contexto, refirió que habrá que ver cómo quedan los precios internacionales, ya que una menor oferta de lo que se esperaba podría también generar un mayor nivel de precios y, en consecuencia, mayor ingreso de divisas por el valor que vayan a tener estas exportaciones. 

“Evidentemente hay una incertidumbre en torno a cuál será el nivel de producción de soja por la sequía que afecta al campo, eso sería un tema importante para el flujo de ingreso de divisas. Lo otro es que la sequía no solo afecta a Paraguay, sino a otros productores de soja, habría que ver cómo queda la oferta mundial de soja y ver cómo quedan los precios”.

Miguel Mora, economista jefe del BCP.

Por otra parte, recordó que la Reserva Federal de Estados Unidos se encuentra realizando cambios en su política monetaria, lo que tendrá como consecuencia un fortalecimiento del dólar en el mundo. Así, un mayor nivel en el tipo de cambio también podría generar mejores expectativas para los ingresos del sector sojero, que comercializa su producción enteramente en la divisa estadounidense. 

Importaciones 

Por su parte, las importaciones -influenciadas por un mayor consumo y también por inversiones luego de la parte más dura de la pandemia- registraron de igual modo un crecimiento en nuestro país. 

En total, el valor de las importaciones en el 2021 fue de USD 13.037 millones, lo que representó un aumento del 30% con respecto a los USD 10.035 millones del año anterior. 

Los bienes de consumo, intermedios y de capital para inversiones mostraron incrementos tanto en valores como en volúmenes, según informó la banca matriz. En concreto, la importación de productos para consumo final tuvo un incremento del 17% en valor y del 15% en volumen, mientras que la importación de bienes de capital creció un 34% en valor y un 36,7% en volumen. 

Las importaciones para uso interno al mes de diciembre registraron un aumento del 33,1%; mientras que para aquellas bajo el régimen de turismo, el incremento fue del 24,4%. Dentro de las importaciones para uso interno, se destaca el incremento del 41,8% de los bienes intermedios, donde se encuentran los combustibles y lubricantes (45,4%) y los hierros y sus manufacturas (73,7%). 

En tanto, los bienes de capital se incrementaron en 40,7%, impulsado principalmente por las mayores compras de tractores (54%) e implementos agrícolas (84,2%).  

De esta manera, la balanza comercial del 2021 cerró con un superávit de USD 941,6 millones en el acumulado del año, siendo un 35% inferior al superávit alcanzado en el 2020, que había sido de USD 1.458 millones. Cabe destacar que, durante los últimos cuatro meses del año, se registraron déficits mensuales en la balanza y diciembre, en particular, terminó con un negativo de USD 325 millones.

Te puede interesar

«Abrimos las puertas en el mercado internacional de bonos, no solo para nosotros sino para Paraguay»

Hace poco más de un año, Frigorífico Concepción se convirtió en la primera compañía paraguaya no financiera en emitir bonos en el mercado internacional. Recientemente, Standard & Poor’s actualizó la valoración de estos títulos a la categoría “B”.
El propietario de la empresa, Jair de Lima, comenta que al principio fue difícil llevar adelante la operación, ya que no existía experiencia previa. Sin embargo, sostiene que el impulso de caja que brindó la colocación de bonos permitió un nuevo despegue tras un momento complicado.