19 °C Asunción, PY
10 de mayo de 2021

¿Sabés quiénes son los principales acreedores de Paraguay?

Paraguay tiene diferentes maneras de financiar sus inversiones en obras de infraestructura. La más conocida son los préstamos otorgados por los distintos organismos multilaterales y bilaterales, a la que se suman los bonos internacionales. En este artículo te explicamos quiénes son los acreedores de nuestro país y cuáles son las obras que se están llevando adelante.

ANÁLISIS

Desde hace varios años el principal acreedor de Paraguay es el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), un banco internacional financiado por los propios países miembros, así como por préstamos obtenidos en los mercados financieros, fondos en administración que tiene la institución y reembolsos de los préstamos.

Actualmente es el mayor de todos los bancos regionales de desarrollo del mundo y constituye la principal fuente de financiamiento multilateral para proyectos de desarrollo económico, social e institucional, y los de comercio e integración regional, en Latinoamérica y el Caribe.

Por otra parte, la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina, ex Corporación Andina de Fomento) es el segundo mayor acreedor multilateral de Paraguay. Este es un banco de desarrollo que tiene como misión impulsar el desarrollo sostenible y la integración regional en América Latina, mediante el financiamiento de proyectos de los sectores público y privado, la provisión de cooperación técnica y otros servicios especializados.

Otros organismos bilaterales a quienes también recurre nuestro país para financiar las inversiones son el Internacional de Reconstrucción y Fomento, abreviado como BIRF, que es una de las cinco instituciones que integran el Grupo del Banco Mundial; y el FONPLATA – Banco de Desarrollo, anteriormente conocido como Fondo Financiero para el Desarrollo de los Países de la Cuenca del Plata.

Así también, está el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), una agencia especializada de las Naciones Unidas cuyo objetivo es proporcionar fondos y movilizar recursos adicionales para promover el progreso económico de los habitantes en situación de pobreza de zonas rurales, principalmente mejorando la productividad agrícola.

Otras entidades son el Banco Europeo de Inversiones (BEI), que es el órgano financiero comunitario de la Unión Europea; y el Fondo OPEP para el Desarrollo Internacional, una institución multilateral de financiamiento para el desarrollo.

Por otra parte, existen dos organismos bilaterales que también ayudan a Paraguay a financiar sus inversiones. Estos son el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA).

Préstamo por organismos

La deuda de Paraguay con el BID asciende a USD 2.383 millones y representa el 18,3% del total de los compromisos del Estado paraguayo, según los datos proveídos por el Ministerio de Hacienda.

De acuerdo al informe de Hacienda de préstamos externos en ejecución, al cierre de marzo de este año se está llevando a cabo la ejecución de 31 proyectos que están siendo financiados por el BID. La mayoría de las obras las realiza el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

En esta línea, algunas de las obras son el proyecto de mejoramiento y conservación de corredores agroindustriales; reconversión centro, modernización del transporte público metropolitano y oficinas del gobierno; mejora y mantenimiento de caminos vecinales; proyecto de mejoramiento San Juan Nepomuceno – Empalme Ruta Nº 6; proyecto de habilitación y mantenimiento de la ruta nacional Nº 9 y Accesos, entre muchos otros.

Otra entidad que también cuenta con proyectos en ejecución financiados por el BID es la Administración Nacional de Electricidad (ANDE); así también el Ministerio de Industria y Comercio (MIC), que lleva adelante por ejemplo el proyecto de Apoyo en Servicios de Desarrollo Empresarial a Empresas Exportadoras Paraguayas, entre otros.

Así también, proyectos de la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD); del Servicio Nacional de Salud y Calidad Animal (Senacsa); del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), y del Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat (MUVH), también son financiados por el BID.

Además, otras instituciones que financian sus proyectos con préstamos del BID son el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG); el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), el Ministerio de Salud, el Ministerio de Hacienda y el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicación (MITIC), con el programa de Apoyo de Agenda Digital.

Los financiamientos totales de los proyectos de las distintas entidades suman USD 1.856 millones, de los cuales ya fueron desembolsados USD 673 millones, lo que significa un 36,2% de avance.

Es importante indicar que los organismos realizan los desembolsos de acuerdo con el avance de cada proyecto, que normalmente tienen varias etapas e incluso pueden durar varios años, y esto es impactado como deuda pública recién cuando los recursos son utilizados.

En lo que respecta a la CAF, la deuda total asciende a USD 1.101 millones, y representa el 8,4% del total de los pasivos del país.

Un total de 11 obras fueron y están siendo financiadas mediante empréstitos concedidos por la CAF. La ANDE y el MOPC son los que llevan adelante obras con los fondos prestados por este citado organismo.

De acuerdo al informe de préstamos externos en ejecución, los créditos que la CAF ya autorizó suman USD 1.704 millones, de los cuales ya fueron desembolsados USD 672 millones, con un avance del 39,5%. 

Por otra parte, con los fondos del BIRF las entidades que llevaron adelante proyectos son el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Salud y el MOPC. A marzo, la deuda del Paraguay con este organismo es de USD 850 millones.

Los préstamos en ejecución con el BIRF suman unos USD 435 millones, de los cuales ya fueron desembolsados USD 153 millones, lo que significa un avance del 35,4%.

En lo que respecta a FONPLATA, Paraguay adeuda a este organismo un total de USD 190 millones. Así también, los organismos como el FIDA y el BEI también financian las inversiones del país, pero en menor medida.

El total de la deuda con los organismos bilaterales suman USD 230 millones, y estos también financian al MOPC y al Senacsa. 

De acuerdo a los datos de Hacienda, el país adeuda un total de USD 4.946 millones a estos organismos multilaterales y bilaterales.

Te puede interesar

Y por el barrio cómo andamos…

Finalmente, el escenario global vuelve a lucir favorable para nuestro país, pero la cuestión no parece tan auspiciosa en el vecindario. La incertidumbre rodea a cómo se procesarán las inconsistencias desde la economía política en Argentina y las perspectivas de superación de los efectos de la pandemia en Brasil se construyen en medio de importantes desafíos de carácter estructural.