fbpx
29 °C Asunción, PY
3 de marzo de 2024

“Esperamos cerrar el ejercicio del año con números similares a la prepandemia”

Antonio Vaccaro, gerente de Operaciones de la aseguradora Tajy y presidente de la Asociación Paraguaya de Compañías de Seguros, señala que para el cierre del 2022-2023 tiene buenas perspectivas respecto a los resultados de las utilidades y esperan alcanzar valores previos al 2020 (pandemia).

El sector asegurador avizora un panorama más alentador para la segunda mitad del ejercicio, contando con menores impactos en la siniestralidad, desde el punto de vista agrícola, acompañado de mayores captaciones de primas directas.

De acuerdo al gerente de Operaciones de la Aseguradora Tajy y presidente de la Asociación Paraguaya de Compañías de Seguros, Antonio Vaccaro,para los siguientes meses se apunta a que el  rubro asegurador mantenga un crecimiento en el orden del 10% con relación a las utilidades, lo que pondría con buenos resultados al sector al cierre de su ejercicio del 2022-2023.

El contexto macroeconómico es un factor determinante para el desarrollo del rubro asegurador, teniendo una incidencia directa en el desempeño general de las compañías. El especialista en el ámbito de seguros comentó que el contexto de la sequía fue uno de los causantes de las caídas en las utilidades en el ejercicio anterior, para las cinco compañías que ofrecen coberturas de seguros agrícolas. 

Además, Vaccaro indicó que en el rubro se observan mejores condiciones con relación a la siniestralidad del rubro agrícola durante este periodo, sin embargo, el segmento de automóvil continúa en aumento.

  • ¿Cómo se encuentra el rubro asegurador al cierre de la primera mitad del ejercicio?

Bueno, evidentemente la recuperación económica, lenta que se está dando, también repercute en la industria del seguro. Sí, como saben, la industria tiene una simbiosis perfecta con la situación macroeconómica de un país. El seguro está muy relacionado a cómo le va a la economía.

Evidentemente, desde la incidencia de la pandemia en todo lo referente a seguros personales, contribuyó a que la situación mejore, también todo lo relacionado a la tecnología es generada en el contexto de la pandemia. 

Siempre digo que todo lo referente a la tecnología, no solamente la digitalización de procesos, sino tecnologías disruptivas que generen nuevas formas de administrar el negocio, hace que la disminución o por lo menos el mantenimiento de los gastos de explotación, también ya se encuentre contribuyendo en la última cuenta del balance, lo que hace que ya tengamos márgenes positivos, por consiguiente, nos permite tener un panorama bastante alentador para lo que puede ser el 30 de julio. (el cierre del sector de seguros). 

De alguna manera, la industria en sí se está normalizando y antes de la pandemia teníamos un crecimiento sostenido, cambiar un poco como habíamos visto pasado, el buen desarrollo macroeconómico del país, pero estamos recuperando esos niveles de normalización. Yo creo que eso va a acabar viendo buenos resultados. En la parte de la última cuenta de balance. 

  • ¿Cuál es el panorama para las utilidades para el ejercicio actual?

Nos está dando una buena performance de 7% mensual , si nosotros mantenemos o si aumentamos el crecimiento al 10%, por sobre el primaje va a ser muy buen visto para la industria. La expectativa va a ser que se normalice todo, creemos que puede darse un buen resultado, similar a la prepandemia. 

Hay que compararnos con el periodo anterior a la pandemia, porque los resultados en el principio de la pandemia, generó que los números sean extraordinarios, luego del parate obligatorio, la exposición al riesgo fue mínima, y bueno también con las medidas que se implementaron con la superintendencia de seguros a través de la reservas, el resultado estuvo fuera de lo común podemos decirlo.

  • ¿Cuál fue el impacto que tuvo el contexto climático durante el ejercicio pasado y cuales son las expectativas para este año? 

Tuvimos una oleada nunca vista. Creo que en los últimos 60 años tuvimos una fuerte sequía, luego tuvimos un período de exceso de agua y nuevamente una sequía que fue el año pasado. Entonces, los ciclos agrícolas fueron muy afectados con estos cambios climáticos. 

Aparentemente, según los técnicos, esta lluvia en tiempos oportunos, sobre todo para la soja, creo que va a generar mayor perspectiva para los seguros agrícolas, verdad y por consiguiente, al mejorar esta situación, claro que van a disminuir la siniestralidad, que es un poco las características del seguro agrícola, es como un  electrocardiograma, como es como le llamamos, ya que algunas veces se da con muy buenos resultados y a veces con situaciones de mucha angustia, como la acabamos de decir.

Lo que se busca es tratar de alguna manera, a través de la técnica, de la tecnología y a través de la generación de productos diferenciados, tratar de establecer un un comportamiento más estandarizado en lo que es esta esta volatilidad que tiene el riesgo.

  • ¿En qué consisten los seguros agrícolas y cómo afectó la sequía en los resultados de las compañías?

Es complicado el tema riesgo agrícola bueno no es un riesgo, o sea, la industria seguro tiene ciertas particularidades, verdad. Entonces no es difícil de entenderlo, pero sí hay que reconocer que tiene particularidades y dentro de la industria del seguro hay algunos riesgos que tienen algunas particularidades bastante específicas y esa es el agrícola.

Estamos teniendo buenas lluvias, entonces la parte agrícola está recuperando de a poco toda la incidencia que pueda tener el campo. Estas cifras se están trasladando a las cuentas del balance fuera todo un poco, toda esta recuperación macroeconómica está dando resultados altamente positivos en la industria.

  • ¿Qué implica para las compañías de seguros ofrecer coberturas agrícolas? 

Implica un poco tener una estructura técnica al respecto, contar con ingenieros agrónomos con dirección de la industria del seguro.También la infraestructura del punto vista técnico, como observaciones meteorológicas y todo ese tipo de cosas, es complicado organizar la cobertura de riesgos agrícolas. 

Es generar toda una estructura, tanto del punto de vista de contratos de reaseguro, es de conseguir tener un contrato, reaseguro de acuerdo a la ley de acuerdo a las necesidades de las coberturas de riesgo. 

Esta experiencia por lo general tienen las multinacionales, ya que en sus países de origen tienen esta explotación, hacen que puedan de alguna manera ofrecer estos productos al mercado, pero  no son muchos, creo que son cinco, aquellas que están preparadas para ofrecer. 

También hay que añadir que la situación nacional, regional y mundial, los dos últimos años han generado muchos inconvenientes para las capacidades en los contratos de reaseguros, que generó muchas pérdidas, hay escasez de capital en parte del reaseguro que pueda sostener esta cobertura, entonces hace difícil conseguir actualmente capacidades para ofrecer toda la los mercados, lo que hace también que dificulta un poco más el el tema de poder ofrecer estos productos.

  • ¿Cómo se encuentra la siniestralidad en el segmento automóvil?

El año pasado estábamos en 53%, ahora estamos en 62,6%, tenemos varios motivos, como la subida del dólar tan violenta, esto hace que las autopartes se encarezcan mucho más,  esto sube el costo del servicio, cuando hablamos de una prima nivelada. 

Hay pocos ajustes de primas, sin embargo, los costos suben vertiginosamente, a esto hay que agregarla la inflación también, que sube todo los márgenes de costos para las compañías y a eso también hay que agregar el poco avance de la infraestructura vial. 

Tenemos que señalar que el aumento significativo de la cantidad de autos que circulan por las calles, esto también contribuye a que existe en  general un aumento en la siniestralidad automóvil, eso porque bueno, ahora hay más facilidades para comprar un vehículo, además de que luego de la pandemia los servicios de transporte a través de muv, Uber también tuvo incidencia.

Te puede interesar

La popularización de las transferencias digitales y su llegada a la vida cotidiana, en Paraguay

La utilización del dinero electrónico dejó de ser una exclusividad para grandes operaciones y ahora está presente en pagos de rutina como servicios básicos y diarios, según el análisis de datos publicados por el BCP.

El monto promedio por cada transacción que se realiza vía SIPAP bajó considerablemente en los últimos años, mientras que aumentó la cantidad de operaciones y con mayor fuerza desde el estallido de la pandemia.

Tendencias en medios de pago: La preferencia por tecnologías sin contacto y el avance de los criptoactivos

La preferencia de los usuarios latinoamericanos por los métodos de pago sin contacto se debe a que son considerados más limpios y cómodos, condiciones que ganaron preponderancia durante la pandemia.

Los criptoactivos ganan terreno entre los millennials, quienes muestran interés por aprender sobre la herramienta. Esto reveló una encuesta realizada por Mastercard y presentada en el Pay Meeting.

El desafío del mercado paraguayo se encuentra en la migración de las tarjetas tradicionales a las contactless y códigos QR, dadas las facilidades que ofrecen estas tecnologías en la coyuntura actual.