fbpx
24 °C Asunción, PY
1 de febrero de 2023

Dende pronostica crecimiento económico de 6,5% para el 2023, tras caída similar a la del 2020

El economista y ex ministro de Hacienda, César Barreto, adelantó las perspectivas que tiene el organismo para el siguiente año, donde prevé un crecimiento del 6,5% del PIB luego de una caída del 0,8% en este año. Asimismo, la inflación llegará a 5% tras alcanzar un nivel de 8,5% en este 2022

César Barreto, miembro de la fundación Desarrollo en Democracia (Dende), dijo con respecto al dólar que cerrará este año entre G. 7.100 y G. 7.300; mientras que en el 2023 bajará a niveles de entre G. 6.950 y G. 7.250. 

“En Paraguay tenemos una política monetaria que es ordenada en el sentido que no es el BCP que nutre dinero porque necesite emitir dinero, el Banco Central responde de manera pasiva a la demanda por dinero”, indicó Barreto. 

Barreto explicó que el BCP no tiene necesidad de crear dinero porque no le presta al Tesoro, “No hay una fuente a través del cual ellos tienen que crear dinero de por sí porque tiene que darle dinero al fisco para pagar sus cuentas”, indicó. Dijo que nuestro régimen de inflación es la meta del Banco Central y fluctúa en base a los choques mayores o menores que tengamos en algún momento. 

Recordó, además, que a todos los problemas que hubo en el exterior se sumó la sequía más profunda que no se veía en años, por lo que la producción de soja fue bajísima este 2022, siendo el principal producto de exportación. Esto condicionó a la economía de este año, además de la guerra de Ucrania con Rusia que se sumó a los malos factores.

Los ingresos tributarios estuvieron por encima de lo que se había estudiado, lo que dio más espacio al gobierno y al fisco para sostener un nivel de inversión pública más alto de lo que teníamos previsto, cosas que ayudaron a que finalmente la actividad económica haya sufrido menos. Según el exministro, en tiempos anteriores el impacto de una sequía como esta era más catastrófico. 

“Un choque externo que sí nos preocupa y que va a impactar en los próximos años es que el costo internacional cambia sustancialmente. Los bonos del tesoro americano, por ejemplo”, puntualizó. Afirmó que si nosotros hacemos algunas cosas positivas, podríamos asegurar pasar a grado de inversión y eso tiene un impacto sustancial para el propio Estado, para su endeudamiento y para el sector privado. 

Añadió que este proceso inflacionario tiene características internacionales, mundiales y que todos los bancos centrales del mundo hicieron lo mismo, de empezar a reducir las emisiones de dinero. “También hicimos programas de transferencias, es decir, también hicimos cosas que terminaron alimentando la demanda interna y generando como combustible para una inflación que finalmente terminó siendo importada, pero se validó localmente una inflación alta”, recalcó.

Señaló que el Banco Central del Paraguay (BCP) hizo lo que tenía que hacer, que es contrapesar eso para evitar que la inflación permanezca a un nivel permanentemente más alto de lo que teníamos antes. “Creo que está teniendo éxito, pero es un proceso de ajuste”, manifestó.

El ex ministro de Hacienda estuvo presente durante la presentación de Perspectivas Dende 2023, donde también estuvieron Alberto Acosta Garbarino, titular de Dende; y Estela Ruiz Díaz, analista política y periodista. Foto: Gentileza

Barreto alegó que si se mantiene una política fiscal ordenada, con la convergencia de la Ley de Responsabilidad Fiscal como está previsto, y se hacen algunas reformas al gasto público, como la ley del Servicio Civil, entre otros, hay una probabilidad con un nuevo gobierno que brinde ciertas señales de estabilidad económica.

En materia de déficit fiscal, lamentó las ampliaciones aprobadas por el Poder Legislativo, que si bien son manejables desde el punto de vista macro, envía señales malas por primera vez desde la vigencia de la Ley de Responsabilidad Fiscal en el año 2014. Expresó que al haber más gastos rígidos, menos inversión pública habrá.

«Por primera vez la Comisión Bicameral de Presupuesto modificó la estimación de ingresos que presentó el Ministerio de Hacienda en el Presupuesto. Eso no habían hecho en todos estos ocho años de vigencia de la Ley de Responsabilidad Fiscal y eso es un quiebre porque a partir de ahora pareciera que volvemos a lo anterior, donde faltaba plata y aumentaban el monto de los ingresos para que cuadre el presupuesto», resaltó.

Insistió en que hay cosas importantes que generan previsibilidad en la economía, y que si se debe cortar la inversión para volver a los niveles de déficit fiscal previstos en la Ley de responsabilidad fiscal, hay que hacerlo a pesar del costo que representa.

Contexto internacional

Entretanto, el titular de Dende, Alberto Acosta Garbarino, presentó un análisis sobre la situación económica mundial señalando que el impacto en nuestro país se da a través de dos canales de trasmisión: uno, el financiero, vinculado básicamente a Estados Unidos y su moneda; y el segundo, el comercial, relacionado con las importaciones y exportaciones, que tiene vinculaciones con China, en Asia, y América del Sur.

Para Dende, el PIB mundial estaría en 3,2% de crecimiento al cierre de este año y 2,7 % para el 2023, mientras que la expansión del PIB de EEUU será de 2,4% a finales de este 2022 y de 1,1% para el próximo año.  

Para América Latina se estima que el PIB se situará en 3,5% al cierre de este año y será de 1,7% para el próximo año. Se prevé que Brasil siga con un estancamiento en el crecimiento económico y cerrará en 2,8% este año y del 1% en el 2023.

En el comercio mundial hay tres grandes rubros: el 10% es de alimentos, el 15% es de hidrocarburos, petróleo y gas; y el 75% es de productos industriales. La mitad del 75% se divide en productos finales y el restante, en componentes industriales. Durante el proceso de globalización, se generó una logística enorme para transportar estos productos industriales, principalmente acompañado por el boom de los commodities.

Tras la pandemia del Covid-19, se estima un periodo de desglobalización en el canal comercial debido a la tensión entre Estados Unidos y China, y se baraja que podría terminar en una guerra fría entre ambos países antes aliados y ahora competidores comerciales, o en un esquema de convivencia.

A esto se debe sumar la decisión de Estados Unidos de achicar su balance y reducir las tasas de interés, lo cual tendrá su impacto en la actividad económica, con una posible recesión en los países desarrollados el próximo año.

Acosta Garbarino señaló la necesidad de que el Estado paraguayo brinde servicios públicos de calidad, porque el sector privado solo no podrá crecer con las perspectivas económicas que se presentan.

Perspectivas Políticas

En el ámbito político, la analista y periodista Estela Ruiz Díaz comentó que las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo en abril del 2023 volverán a tener como protagonista a los tradicionales partidos Colorado y Liberal.

De acuerdo a su opinión, si se toma como parámetro las encuestas que sitúan a Santiago Peña como favorito en las internas de la Asociación Nacional Republicana (ANR), no se daría el abrazo republicano entre los integrantes de la cúpula colorada y es muy probable que el voto colorado disconforme pueda ir a la dupla de los candidatos Euclides Acevedo-Jorge Querey.

Pero si se da la victoria de Arnoldo Wiens, puede sumar fuerzas con los votos del cartismo, lo que repercutiría en contra de la Concertación Nacional que se estima será liderada por la dupla Efraín Alegre-Soledad Núñez, señaló la analista política. 

La designación de parte de Estados Unidos al expresidente de la República, Horacio Cartes como significativamente corrupto genera dudas e incertidumbre política ya que no se sabe las próximas acciones que pudiera tomar el país del norte, y si decide hacerlo, habría que tener en cuenta si lo hace antes o después de las internas de la ANR o antes de las Generales.