fbpx
16 °C Asunción, PY
9 de agosto de 2022

FMI prevé una inflación todavía fuera del control del BCP durante el 2022

La variación de precios en nuestro país se mantendrá por encima del tope de 6% del rango meta del Banco Central hasta “entrado” el año que viene, según se reconoce en el informe emitido tras la reciente Misión del organismo. Además de los factores externos, observan en el mercado local la incidencia de la demanda de productos como hortalizas y carne.

La inflación aparentemente seguirá siendo un “dolor de cabeza” en Paraguay, al menos por unos cuantos meses. El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) continúe por encima del tope de 6% del rango meta del Banco Central del Paraguay (BCP) hasta parte del próximo año.  

Así se expuso en el informe de la más reciente Misión que envió el organismo multilateral a nuestro país y se reunió la semana pasada con autoridades nacionales. “La inflación de 12 meses volvió a subir en octubre al 7,6 por ciento y se prevé que se mantenga por encima del límite superior del rango meta de inflación del banco central hasta entrado el 2022”, relató el equipo que visitó Paraguay, en su reporte.

En el documento se reconoce, además, que la mayor inflación por la que atraviesa nuestra economía es provocada por los precios más altos a nivel mundial de los alimentos y los combustibles, pero que aún así se ha convertido en una “inquietud” y ha impulsado al BCP a migrar correspondientemente hacia la normalización de la política monetaria -mediante el incremento de la tasa de interés de referencia desde agosto pasado-.

“El Banco Central de Paraguay ha elevado la tasa de la política monetaria en un total de 200 puntos básicos durante los últimos tres meses y ha dado señales de nuevas acciones de la política para contener los efectos de una segunda ronda y mantener estables las expectativas de inflación”, agrega el informe de la Misión del FMI.

Lea también: BCP efectúa el ajuste de tasa de interés más fuerte en tiempos de pandemia, al 2,75%

Técnicos del BCP explicaron que el ajuste al alza que están aplicando a la tasa de interés de referencia se dirige más bien a evitar que el actual encarecimiento de los productos se traslade también a los servicios. El mecanismo consiste en encarecer el crédito a fin de desalentar la demanda, que es la forma en que actúa la política monetaria cuando observa presiones sobre los precios que provienen de un ánimo de compras ya excesivo.

En este punto, la consultora Mentu detectó que una mayor demanda en el mercado local está incidiendo en los precios de productos como hortalizas y carne. La firma acudió al monitoreo semanal que efectúa la Secretaría de Defensa al Consumidor (Sedeco) y reveló que varios productos de la canasta básica familiar se encarecieron entre la primera semana de octubre y la de noviembre.

Mentu relata, específicamente, que la producción de hortalizas atraviesa por una baja y no está dando abasto a la demanda, lo que incidió en el aumento de precios por ejemplo de la lechuga (49,4%) y la papa (18,4%).

Por otro lado, explica que la alta demanda de banana en el mercado argentino provoca una escasez en el mercado local y resulta en un encarecimiento de 11,2% de este producto a nivel interno. 

En cuanto a los rubros cárnicos, la consultora recalca que el buen dinamismo de la carne bovina paraguaya en los mercados internacionales desembocó en un aumento de la demanda de los productos sustitutos, como el cerdo y el pollo, los cuales anotaron variaciones al alza en sus precios de hasta 16,7%. “El puchero de primera tuvo una disminución, considerado que es un corte no exportado”, aclara Mentu. 

Finalmente, se refiere al aumento del precio internacional de la soja y sus derivados, con su efecto en el encarecimiento de 15,1% de la salsa de soja.