fbpx
28 °C Asunción, PY
7 de diciembre de 2022

Bolsa de Asunción supera cifra histórica de USD 3.000 millones en operaciones del año

Con el impulso de sectores como gobierno, industria, finanzas y servicios, el 2021 ya marcó un nuevo récord de negociaciones en el mercado de capitales local.

Afirman que al crecimiento acompaña la sofisticación, con nuevas herramientas, y se espera que diciembre mueva unos USD 300 millones más.

Las expectativas para el 2022 también son positivas, con la perspectiva de volver a superar las cifras, a partir del ingreso de más empresas emisoras e inversionistas.

ANÁLISIS

Por primera vez en la historia del mercado bursátil paraguayo, la Bolsa de Valores y Productos de Asunción (Bvpasa) anunció que, al cierre de noviembre, las negociaciones del año alcanzaron un valor de USD 3.000 millones. De este modo, el 2021 no solamente cierra con el sobrepaso del récord de los USD 2.000 millones, sino que todas las expectativas fueron superadas. 

Durante la etapa más dura de la pandemia en el año 2020, las operaciones de reporto se convirtieron en una herramienta importante del mercado bursátil para el posicionamiento en liquidez a corto plazo. Esta tendencia continuó en el 2021 y fue uno de los principales instrumentos que impulsó el crecimiento de las negociaciones en la Bolsa de Valores de Asunción. 

Al ser consultado sobre este tema, Eduardo Borgognon, presidente de la Bvpasa, manifestó estar contento por este hito histórico y refirió que, más que un logro de la Bolsa, el mérito es del sistema bursátil en su conjunto. Afirmó que esto es muestra de que cada vez son más los actores que confían en el mercado de capitales para financiar proyectos y para invertir, y es una opción válida para el manejo de liquidez.

“Es el mercado y las casas de bolsa lo que empujan esto, más que un mérito de la Bolsa es un mérito de todo el ecosistema y es muy difícil proyectar a lo que vamos a llegar. La tendencia marcada es que terminemos el año por encima de los USD 3.000 y la idea es que lleguemos a USD 3.300 millones aproximadamente, creo que ese es el número con el que vamos a cerrar”.

Eduardo Borgognon, presidente de Bvpasa.

Añadió que la expectativa para el 2022 es positiva, y que la idea es seguir creciendo en el volumen de negociaciones para llegar aproximadamente a los USD 4.000 millones. Explicó que si bien esperan seguir creciendo al mismo ritmo en términos porcentuales -que este año llegaría al 70%-, la idea es sumar unos USD 1.000 millones más a la cifra para el próximo año, en términos absolutos. 

El ejecutivo aseveró que la idea de cara al futuro es hacer crecer la cantidad de emisores, ya que hay firmas que tienen condiciones para ingresar al mercado de capitales y se podrían servir de las emisiones para financiar sus proyectos. Al mismo tiempo, reflexiona diciendo que el mercado de capitales no es una competencia para el sector bancario, sino un buen complemento. 

“El mercado secundario se movió mucho, tenemos todavía cierto déficit en nuevas emisiones, si bien estas también crecieron, pero tenemos que hacer crecer la base también. Hoy en día se mantiene la relación del 75% a 25%, a favor del mercado secundario, y si se mantiene quiere decir que el mercado primario también creció, pero apuntamos a hacer crecer la base de emisores próximamente”, dijo. 

Añadió que el crecimiento no se da solamente por el lado del volumen de negociaciones, sino que también en términos de sofisticación. Refirió que de a poco van surgiendo nuevas herramientas, como los fondos mutuos, entre las opciones que se van consolidando y las empresas familiares también van cambiando ciertas tendencias conservadoras para empezar a transitar otras vías. 

En este sentido, afirmó que el trabajo que se está haciendo desde la Bolsa de Valores consiste en seguir generando condiciones para la utilización de instrumentos innovadores, apuntando a la renta variable como uno de los objetivos. Dijo que no es necesario inventar nada, sino ir implementando las experiencias de otros mercados más desarrollados. 

Puso como ejemplo que el futuro de divisas y la bolsa de productos están disponibles, pero todavía no hay una popularización muy notoria de estas herramientas. La idea es que, en la medida que el mercado vaya creciendo y continúe esta sofisticación, el universo de posibilidades sea cada vez más grande con distintos tipos de papeles e instrumentos. 

“No es fácil romper la inercia de un mercado, pero una vez que ocurre no para, ocurre con el mercado de bonos y acciones. Significa que en un momento hizo click y comenzó a crecer exponencialmente, pero para llegar a ese punto se necesita de mucho trabajo y es súper difícil llegar hasta ahí. Tanto las casas de Bolsa como la Bolsa estamos apuntando a eso”, puntualizó. 

Acotó que hoy en día hay una demanda insatisfecha de papeles en el mercado bursátil, producto de que la cantidad de inversionistas es todavía mayor al crecimiento de las emisiones primarias. Esto significa que todavía hay una mayor cantidad de inversionistas que de papeles, y se necesita ampliar la base de las emisiones, lo que deberá ser trabajado en los próximos años. 

Sobre la cuestión de las tasas de interés, en el contexto de corrección de la política monetaria que se encuentra realizando el Banco Central, dijo que efectivamente esto tendrá un impacto indirecto en el mercado de capitales. Tasas de interés más altas beneficiarán a los inversionistas, luego de la financiación más barata a la que accedieron las empresas que emitieron durante el periodo anterior. 

Rubros 

Por su parte, el gerente general de la Bolsa de Valores, Rodrigo Rojas, explicó que los principales rubros que movieron el mercado de capitales este año fueron el de gobierno -incluyendo al Ministerio de Hacienda y la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD)-, además del sector industrial, financiero y de servicios, donde entran las telecomunicaciones como un elemento importante. 

Rojas coincidió en el análisis al afirmar que el volumen del año podría terminar en los USD 3.300 millones en negociaciones, si se llegan a concretar algunas operaciones que fueron previamente registradas. Recordó que el creciente ritmo de emisiones fue lo que generó un hito en el volumen finalmente, el cual podría continuar para el cierre de año y especialmente para el 2022. 

Al ser abordado sobre cuáles son los motivos que hicieron crecer las negociaciones del año, dijo que la participación del gobierno por medio de sus emisiones es fundamental, pero que hay otros elementos a ser considerados. Dijo que la implementación de los fondos de inversión tomaron mayor preponderancia durante el 2021, y confían en que esto siga así. 

“Ayudó bastante la confianza de emisores que se animaron a salir al mercado con emisiones muy importantes, eso fue fundamental para el mercado de capitales. Ellos siguen confiando en el mercado de capitales como una opción para financiar a sus empresas, también es importante destacar el crecimiento que tuvieron los fondos de inversiones, que empezaron a operar de forma más intensa”.

Rodrigo Rojas, gerente general de Bvpasa.

Concluyó diciendo que para el 2022 se podría seguir avanzando hacia la implementación de las emisiones temáticas, relacionadas con cuestiones medioambientales. Dijo que hay mucho trabajo que se está haciendo incluso desde el Ministerio de Hacienda, con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y necesariamente la tendencia del triple impacto avanzará, porque es la tendencia en el mundo.

Te puede interesar

Euro y dólar se acercan a la paridad luego de 20 años

La moneda norteamericana se ha fortalecido por la aversión al riesgo en los mercados, por las preocupaciones de la guerra entre Rusia y Ucrania, más la alta inflación registrada, entre otras. Por su parte, el euro se muestra muy débil solo por encima de los mínimos del 2017 en 1,0304 dólares y expertos dicen que está vez se podría dar los mismos niveles con el dólar.