fbpx
30 °C Asunción, PY
22 de octubre de 2021

Producción de cemento: «Vamos a terminar el año dentro de las expectativas que nos habíamos propuesto»

Andrés Wardle, gerente general de Yguazú Cementos, sostiene que pese a las dificultades como la bajante del río y el aumento del combustible, el sector está registrando un buen dinamismo y estiman cerrar el año con un crecimiento en torno al 15%. La producción de cemento pasa por un buen momento, en un contexto de importantes inversiones en obras tanto públicas como privadas, y las proyecciones positivas para la construcción generan muy buenas expectativas para el año próximo.

La producción de cemento está pasando por un buen momento y estiman que esto continuará el próximo año, producto de la gran demanda en el mercado local de las inversiones en obras que se están realizando tanto desde el sector público como privado.

Pese a las dificultades como la bajante del río, el aumento del precio del combustible y de la materia prima, este buen dinamismo ayudará a que exista un crecimiento en la producción de alrededor del 15% para el cierre de este 2021.

En este sentido, Andrés Wardle, gerente general de Yguazú Cementos, habla sobre las perspectivas que tienen desde la empresa para el cierre de este año y el transcurso del próximo. Celebra las grandes iniciativas que se están llevando adelante, que ayudan y seguirán impulsando a este sector. 

– Con la producción actual de cemento, ¿se abastece al mercado local o se sigue importando este producto?

Este año, al inicio, hubo una sobreoferta del producto porque se registró un ingreso muy alto de productos importados que incluso nos afectó negativamente durante los primeros 4 meses del año. Actualmente, las importaciones que se están realizando son razonables, desde el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) están trabajando para que así sea. Creo que lo que se está produciendo está de acuerdo a lo que es el movimiento del mercado.

– En estos últimos meses, varios productos están teniendo aumento de precios, ¿el cemento también está sufriendo variaciones o se está manteniendo?

En cuanto a la producción, que es lo que nosotros realizamos, efectivamente la variación de precios viene afectando desde el año pasado, principalmente por la situación no solo de la bajante del río, sino a nivel internacional,  el costo de los combustibles que tuvo un incremento muy fuerte y que no solo afecta a Paraguay. En el caso nuestro, hemos sufrido aumento de costos que parcialmente trasladamos al precio de nuestros productos. 

– Teniendo en cuenta la bajante del río, ¿creen que el aumento en el costo de producción continuará o puede ser solucionado en el futuro cercano?

Por un lado, nosotros vemos que las lluvias que tuvimos en estos días no es la solución para la bajante de los ríos, por lo que tenemos entendido que es probable que en noviembre y diciembre tengamos algunas lluvias que ayuden sí a mejorar, pero lo que no está claro todavía es cuándo puede haber una solución definitiva. El río no se ha recuperado de esa bajante histórica que tuvo el año pasado, hubo una recuperación parcial, pero no volvió a estar normalizado.

– A su criterio, ¿todas estas dificultades seguirán repercutiendo en el costo de las construcciones?

Claramente todo esto tiene un impacto en los costos de los productos, sin duda. En nuestro caso, como parte de esos ajustes, parcialmente lo trasladamos al precio del producto y parte hemos absorbido nosotros.

– ¿Podría haber escasez de cemento, teniendo en cuenta que las construcciones tendrán un gran crecimiento este año y también el próximo?

Nosotros desde el año pasado, cuando empezamos a ver la situación del río, empezamos a trabajar fuerte para que no haya ningún retraso de cemento y a tal punto que este año no se ve una situación de escasez, pese incluso a los inconvenientes que son de público conocimiento que acumula la Industria Nacional de Cemento (INC). Cemento hay en el mercado, a pesar de todos los inconvenientes, y nosotros como productores tenemos garantizada la provisión para la demanda que estamos teniendo. 

– Entonces, ¿existen buenas perspectivas de crecimiento para el cierre de este año?

En comparación al año pasado, a agosto registramos un crecimiento aproximado del 17%, pero debemos tener en cuenta que el año pasado tuvimos dos meses prácticamente con cuarentena donde muchas de las obras directamente no podían avanzar porque estaban cerradas. Sacado el efecto cuarentena, el mercado va a tener un crecimiento igual importante, creemos que en torno al 15%. 

¿Un crecimiento similar también se espera para el próximo año?

Nosotros somos optimistas por dos lados: uno, porque vemos que el Gobierno está realizando muchos proyectos de infraestructura, rutas, puentes, obras que son muy necesarias para el país; y, en paralelo, creemos que la inversión privada va a tener un muy buen volumen el año próximo. Somos optimistas tanto por lo que es la inversión pública como por la inversión privada. 

Confiamos que vamos a terminar un año dentro de lo que son las expectativas que habíamos propuesto y creemos que el año próximo también va a ser un año muy positivo e importante para Yguazú Cementos. Tenemos la tranquilidad de haber hecho las cosas bien como para poder garantizar la producción del cemento y en cuanto al nivel de actividad que hay en el segmento de la construcción, somos optimistas tanto por lo que es la inversión pública como por la inversión privada.

Te puede interesar

La industria panadera: El reto de automatizar la producción, sin perder el sabor

La actividad del sector panadero se está recuperando, pero aún no alcanza a los niveles pre-pandémicos y se enfrenta a un aumento en los precios de materias primas.

No obstante, referentes del rubro mantienen buenas expectativas y esperan retomar las inversiones en la brevedad.

Directivos de la Industrializadora Maná y Edward Panadería nos comentan sus experiencias, tras abrirnos las puertas a sus instalaciones.